Un chiste.

.

Un madrileño, que va a Cataluña, esta muy preocupado y comenta con un amigo:
– !Con el catalán no me enteraré de nada!
– !No te preocupes, hombre! Mira, lo primero que tienes que hacer al llegar es preguntar como se insulta; así sabrás cuando te faltan al respeto.

Llega el madrileño a Barcelona, Estación de Sants, y nada mas bajarse del tren se va hacia la primera persona que encuentra y le pregunta:
– !Oiga! ?Como llaman a los gilipollas aquí?
– No los llamamos, vienen solos de Madrid.

.