16 añitos.

.

Dani Martin habla sobre el video, aqui.

16 añitos, dónde estaba yo con 16 años….
Perdí a un amigo, un amigo de los de verdad.
No fui a la excursión de fin de curso.
Me retraigo, me encierro en mi mismo, y me vuelvo cada dia menos hablador.
Fui 4 dias a casa de un amigo en Santa Pola, Alicante (Comunidad Valenciana). Los 4 días más felices de toda mi vida, eramos tres amigos, tres amigos de verdad, los mejores, y lo pasamos genial.
Dejo de salir con mi otro amigo, aunque ahora siempre que lo veo nos quedamos charlando unos minutos.
El odio se apdora de mi. Odio e ira hacia todo y todos, la vida, a Dios, a mi mismo.
Lloro a escondidas, lloro por todas partes.
Un frio ordenador se convierte en mi mejor amigo.
No paro de masturbarme.
Estoy deprimido todo el tiempo.
Sufro de acoso escolar.
….Soledad…. .
Escribo poesia.
Repito curso.
Intentento suicidarme varias veces, siempre me echo para atrás en el último momento.
Voy al medico para que me recete algo para estar más contento.
Desaparecen los amigos de verdad, y los sustituyo por simulacion de amigos, gentuza, que hace compañia, pero que más adelante por suerte, dejaré de lado, al darme cuenta de que solo son mierda, bazofia de la peor calaña.

Para unos la pubertad es una patada en los riñones, un auténtico shock, un verdadero infierno y para otros todo lo contrario, lo pasan genial, salen con chicas, follan y follan y follan, y salen y se divierten…..

Todo es una mierda y un tunel sin aparente salida, pero un dia sales de toda esa mierda y empiezas a vivir, y ves lo que has hecho, el camino que has recorrido tu, y el de los demás, y los que se quedaron en el camino.
A unos les dió por estudiar, y a otros por drogarse.

Tal vez me cruzé contigo en alguna parte del trayecto, pero no me fijé en tí, o tal vez si, solo los sueños nos recuerdan aquel momento una y otra vez, pero estamos condenados a olvidarlo cuando despertamos.

¿Existira un final feliz para mi también?

.
Anuncios

2 Comentarios

  1. Curioso. Hablando de los 16 años cuando me faltan 3 días para cumplirlos.

    Mayormente, las depresiones son causadas por la gente de tu entorno. Amigos que te traicionan, superiores que te pisotean, o simplemente gentuza que se divierte destrozándote por dentro y/o por fuera.
    No te creas. Incluso la gente que es aparentemente feliz se ha llevado un palo así alguna vez. Yo he tenido varios momentazos de este tipo, pero mira, aquí estoy.

    Tras los escasos años que llevo analizando mi alrededor, he aprendido algo.
    Es verdad que, en su momento, es muy duro afrontar este tipo de cosas. Tienes miedo, te sientes solo, te sientes perdido. Pero independientemente de que lo veas o no, siempre está ahí el rayito de esperanza que te dice: “No te rindas”.
    Ya sea de un buen amigo que te apoya, de una reflexión, de un recuerdo, de una escena de tu serie favorita, o de cualquier pequeño detalle, por suerte aún nos quedan muchas cosas por las que hacer brillar esa luz.
    Para evadir las depresiones, en vez de hundirte en la miseria del momento, debes buscar tu rayito de esperanza. En aquello que te hace sentirte bien. En aquello que te hace sentirte vivo.

    La gente sabia es capaz de aprender de sus experiencias, y de hacerse fuerte. Y yo sé que tú eres capaz de eso.

    Busca tu luz.

Los comentarios están cerrados.