Suerte sin suerte.

.

Esta noche la ha visto, la ha visto, no esperaba verla.
Sus miradas se han entrelazado, se han visto, y casi se ha detenido el tiempo.
Los dos sabían de la existencia del otro.
Ha dudado, ha dudado porque no sabía con seguridad si era ella.
Debió haberle entrado, con cualquier excusa, con cualquier excusa, pero cómo volverse.
No sabía qué hacer y siguió andando.
La suerte no le acompañó esta noche, fue cambiarse de acera y aparecer ella.
Ella apareció por la acera que él había abandonado 5 segundos antes.
Si no hubiese cambiado de acera se habría topado con ella, frente a frente.

Qué habría pasado, eso es una paradoja temporal.

Fue suerte encontrarla, pero mala suerte también.
La mala suerte es lo que siempre le acompaña.

Mañana por la noche saldrá más preparado, con más azúcar en la sangre, y algo que decir.

.
Anuncios

1 comentario

  1. te voy a copiar esa imagen para mi tuenti xD
    bonitas palabras

    esta noche me pongo con tu email. que estado ocupadilla 😦

Los comentarios están cerrados.