Lobo solitario.

.

-Lo tenía todo, todo lo que se supone que cualquier persona quiere tener.Todo lo que cualquiera desea.  -Se dice así mismo.-
-Una novia, unos amigos, un trabajo. -La realidad era bien distinta, pues era todo apariencia.-

Un trabajo que no era para él, unos amigos que se aprovechaban de él y una novia que jamás le quiso ni le amó.

-Pero tal vez esté equivocado, ¿paranoias mías? Puede ser. -No se siente contento con su vida, piensa que quizá debió tener más paciencia con todo, y que siempre se equivocó en las elecciones.

Todo empezó mal desde el principio. La pubertad fue muy destructiva para él, de la destrucción pasó a la autodestrucción y calló en un charco de odio, autocompadeciendose, de repente todo se convirtió en tristeza y niebla, y se le nubló el pensamiento, la consciencia se volvió tibia.

Empezó a “salir de fiesta” con unos amigos que se reían de él y le menospreciaban. Todo era dolor y sufrimiento, autoflagelo del alma de un poeta sensible, observador del cielo nocturno y el cosmos. 

-Por lo menos ya no estoy con esos hijos de puta, cuya  idea de divertirse era maltratarme. -Él nunca olvidará, ni perdonará.

Fue una casualidad, otra vez el destino cruel y amargo, que hizo que ellas aparecieran en su vida.O tal vez sea el odio y el resentimiento, que se desprende de todos esos recuerdos, lo que hace que su pensamiento aún sea indeciso sobre qué sentir de todo aquello.

-A mis amigos les gusta esas dos, tú las conoces, ¿verdad?, preséntanos. -Impuso aquel hijodeputa del grupo con los que él salía. Los amigos del hijodeputa eran dos chicos amables en apariencia.

-Vale. -Dijo, siempre ignorante e inocente, aquella alma “sin sangre”.
-Hola. -Saludó.-Mirad estos son unos amigos que os quieren conocer, ella es Rubia y esta es Morena.

Una vez presentados los dos amigos y el hijodeputa, le cerraron en banda y el hecharon de la conversación con una sutil cadena humana que formaron los tres.

-Me acuerdo de ese momento, -Se dice.-Ya me iba a marchar de aquella conversación en la que no participaba, cuando Rubia me llamó sin motivo.

De repente se vió en la conversación, y aquella cadena humana no tuvo otro remedio que desplazarse, aquello le pareció una pequeña victoria.

Rubia y Morena se unió al grupo de hijosdeputa por mediación de aquel poeta sin musa. Después de un tiempo saliendo todos y viendo como flagelaban a aquel pobre, las dos chicas sacaron al chico del grupo, junto con otro hijodeputa que tiempo que después se volvió al grupo.

-Se podría decir que estoy agradecido por eso. -Dice mirando las estrellas.

Aire nuevo, lugares nuevos, se sentía bien, y aunque estas dos también se aprovechaban de él, al menos respiraba nuevo aire en nuevos lugares.
Rubia y Morena vieron en él a un taxista gratuito y quisieron engancharle de alguna manera.
Y, ¡¡tará!! , en una de las veces que salieron “de fiesta”, conoció a la que fue su novia.

-Parecía todo tan feliz, todo. Me sonreía la suerte.Tenía amigos, aunque ahora solo eran dos amigas. Tenía novia, y tenia un trabajo que no me agradaba mucho pero que era un trabajo.

Pobre de él, se pensaba que podría llenar el vaso de la paciencia eternamente, pero tenía un fondo, y el nivel no paraba de subir.

Después de un tiempo, las amigas conocieron a sus, ahora, ex novios, y se distanciaron de él, y de su novia, dejándolos solos. Algo que en apariencia tendría que ser bueno. Pero ella sólo estaba contenta cuando estaba con amigos, eso da qué pensar. A veces quedaban todos juntos, pero sólo era otra forma de aprovecharse, porque quedaban en la ciudad de los novios y así ellos podían inflarse a beber y a beber, sin decir nada ya se presuponía que él se volvería carcado de sus amigas.

300 kilómetros llegó ha hacerse con su vehículo algunas noches de fiesta, noche de fiesta para los demás, noche de trabajo y aguantar a más hijos de puta, para él. Una vez a medio camino, tuvo que parar el coche y descansar 20 minutos cerrando los ojos, ya era demasiado.
Aquellas noches el vaso parecía romperse en cualquier momento.

-Acababa hasta los cojones de tanto coche, el que pringaba era yo, siempre pasaba lo mismo esas noches en las que quedábamos con esos malditos borrachos y puteros. -Dice él, levantanto muros y muros de hormigón armado para proteger su sensible corazón.

Una de las noches, en una feria, ya no podía más, y se fue del garito a darse un paseo.

-Bueno ya aprovecho y acerco el choche que lo he aparcado donde cristo perdió el mechero. -Siempre tan servicial, cual exclavo.

Pero antes se dio una vuelta por los alrededores, encontró un bar y se tomó un café, necesitaba con urgencia más cafeína en la sangre, no podía permitirse tener sueño, y últimamente tampoco se podía permitir soñar.

Aquella misma noche cortaron, aunque para el colmo de los colmos, fue ella la que decidió seguir la conversación por ese camino de camino a dejarla en su casa, cual marquesa.

-La sorpresa fue mayúscula cuando llamo a mis supuestas amigas para salir y descubro que ya no quieren salir y que dicen que he sido yo el que a cortado con su amiga y muchas otras mentiras que esa puta bastarda va diciendo, haciéndose la víctima, por supuesto, seguro que es de las que dicen que todos los hombres son iguales o que todos son unos cerdos. Si, yo soy un cerdo, por todo lo servicial y caballeroso que he sido con ella. -El odio inunda su mirada al hablar de esa hipócrita y falsa, boceto fallido de ser humano.

A la vez, deja el trabajo, ese trabajo tan estresante y asqueroso, para empezar a estudiar algo que le llena y le gusta, al menos eso parece.

-Lo dejé porque no soportaba a los clientes, siempre tan agobiantes. Era un trabajo que quemaba mucho.

Tiempo después, aquella hipócrita quiso volver con él, y volvieron, sí, pero solo un día.

-Un día, no duró ni 6 horas. -Una sonrisa irónica se dibuja en su cara.
-No llegó a la semana cuando, veo por messenger que un amigo tiene una foto de ella, y le digo por chat: “Esa se parece a mi ex”, y me dice: “Es que es tu ex”.
-¿Y éste cómo sabe que esa es mi ex novia? -Piensa.
-Y puso el típico titulo TQM mi niña. Hablando un rato supe un poco sobre todas las barbaridades que iba vomitando sobre mí, como vomitaba sobre su anterior ex al hablar con migo.

Encajando datos se da cuenta de que tal vez hubiera estado jugando con los dos a la vez, pues era muy raro que sólo hubieran vuelto un día, y al dia siguiente cortara con él con un mísero mensaje de texto por el telefono móvil, qué se puede esperar de un ser que es todo lo contrario a una dama.

Seguramente estubiera tanteando el terreno, cómo sería volver otra vez con su ex o estar con el otro chico.
Y aún más raro es que dias después quisiera volver otra vez.

-No la mandé a la mierda. La dije. “Quedamos en tal sitio.” y no me presenté. Y ya nunca más supe de ella.

No le dijo nada al que ahora se come sus babas como él se comió las de vete a saber quién.

-Todo fue muy extraño, puede que incluso existiera un tercer chico, por la forma en que ella actuaba, el ahora si te quiero y ahora ya no te quiero, eso fue muy raro. Tan raro como que ese unico dia que volvieron ella le dijo que conocía a alguien que estudió con migo, y que si una amiga suya se podía venir con nosotros. Un dia juntos y ya me quería encasquetar a una pareja. Todo muy raro.

No le dijo nada.

-No le avisé de nada. Si es feliz con ese veneno, que lo sea. Lo último que haría sería meterme en una relación que ahora ya no tiene que ver  nada con migo. -Él siempre será un caballero.

Dicen que los caballeros no tienen memoria., aunque quizá sea marketing o un tópico más.

-Y ahora estoy sin novia, sin amigos, sin trabajo, sin nada de nada.-Dice aliviado de tanto estrés.
-No quiero novias, no quiero amigos, y no quiero trabajo. Sin novia y sin amigos voy y vengo por donde quiero y hago lo que quiero con quien quiero, el único que manda en mí soy yo. -Dice, sintiendo una libertad como nunca habia sentido, ahora es libre, libre de todo y de todos.

Tiene amigos, pero no del tipo con los que se quedan para salir, sino de hola y adiós, y quizá pararse a charlar un rato.
No tiene trabajo, aunque busca uno, uno que le llene y le haga sentir bien.

-Ahora soy libre, y no tolero ni si quiera que nadie me mire mal. -Se siente fuerte, ha cambiado por dentro y por fuera, ya no es ningún blandengue ni manipulable. Ahora es otro.

La libertad de Un lobo solitario.

.
Anuncios

2 Comentarios

  1. Una historia bastante interesante.
    La gente siempre se aprobecha de los más débiles…pero aquellos débiles a veces no son concientes de que lo son…
    Saludos Keil.

Los comentarios están cerrados.