Mensaje a los cazadores


.

Y luego dicen que nos diferenciamos de los animales. Si claro pero no por pensar, sino por matar por placer.
Anoche viendo las noticias, sale una granja de cochinillos, que está en un restaurante que se dedican a servir cochinillo, pero el colmo es estar comiendo o cocinando el cochinillo muerto y abierto en canal delante de sus hermanos vivos y que hace unos minutos se amamantaban juntitos dandose calor.

Qué diferencia hay si un asesino se pone a hacer lo mismo que el cocinero pero con personas, matar a un miembro de la familia, lentamente, sacarle las tripas, cocinarlo en el horno, y todo delante de los demás miembros de la familia.

Y luego a parte están los que salen al campo a matar grandes piezas, corzos, ciervos y demás animales por el estilo en tamaño. Los matan de un disparo utilizando una bala de un calibre tan enorme, que le deshace las tripas al animal cuando impacta sobre su blando abdomen.
Pero antes que todo esto está la búsqueda del animal, porque no hay tantos como para llegar y empezar a matar, hay que estar un buen rato buscando presas porque ya casi no quedan ni árboles en el campo.

Me pregunto que diferencia habría si un asesino hiciese lo mismo.

Somos asesinos despiadados y crueles, matamos por placer, el placer de ver sufrir a los demás, nos divierte.
No sólo por matar conejos y liebres, corzos o ciervos, si no cuando matamos moscas o les arrancamos las alas o cuando matamos cualquier bicho que se nos cruza por delante. ¿Qué culpa tienen ellos? Siempre pagamos con los demás nuestras frustraciones, sean personas o animales. Ya esta bien
de matar por placer.

Y es que cada vez hay menos humanidad en los corazones de las personas, y esto es el principio del fin.

.
Anuncios